Los bosques inundados en el Amazonas

Buen día a todos, esta  entrada estará dedicada a los bosques inundados en concreto hablare de los bosques en el Amazonas, porque déjenme decirles que los  bosques inundados se presentan en muchas partes del planeta, pero esta información hablara de América del Sur solamente.

La razón de este tema es muy simple, estaremos colocando información referente a algunos  acuarios del tipo biotopo en nuestra comunidad y muchos de ellos son amazónicos y se volverá necesario ampliar un poco más todo esto, así te familiarizaras un poco más  con ciertos hábitats que existen en la naturaleza, podrían servirte quizás de  inspiración.

Mucha información la tomare de la wikimedia y será un copy – paste, no tiene caso escribir algo que ya está muy bien redactado, yo solo modificare y anexare un poco y le pondremos bastantes imágenes para hacerlo más ameno. Estos artículos que se estarán subiendo tienen la intensión de complementarse  poco a poco con esa otra información, con los acuarios Biotopo, esa es la idea.

El Amazonas, también denominada Amazonía,​ (en portugués: Amazônia, en francés: Amazonie, en inglés: Amazonia, en neerlandés: Amazone) es una vasta región de la parte central y septentrional de América del Sur que comprende la selva tropical de la cuenca del Amazonas.

Las adyacentes regiones de las Guayanas y el Gran Chaco también poseen selvas tropicales, por lo que muchas veces se le considera parte de la Amazonia.

Esta selva amazónica es el bosque tropical más extenso del mundo.​ Se considera que su extensión llega a los 6 millones de kilómetros cuadrados repartidos entre nueve países, de los cuales Brasil Perú poseen la mayor extensión de la Amazonia, seguidos por Bolivia, Colombia, Venezuela, Ecuador, Guyana, Guayana Francesa y Surinam.

La Amazonia se destaca por ser una de las ecorregiones con mayor biodiversidad en el mundo. El 11 de noviembre de 2011 la selva amazónica fue declarada como una de las siete maravillas naturales del mundo.

La selva amazónica se desarrolla alrededor del río Amazonas y de su cuenca fluvial. Las altas temperaturas favorecen el desarrollo de una vegetación tupida y exuberante, siempre verde. El título de el Pulmón del Planeta​ que ostenta la Amazonia no es casualidad, ya que mantiene un equilibrio climático: los ingresos y salidas de CO2 y de O2 están equilibrados.

La selva amazónica abarca una extensión de seis millones de kilómetros cuadrados, de los cuales 150.000 kilómetros  están ocupados por los bosques inundados. Los bosques inundados se forman tras las lluvias y el consiguiente crecimiento del caudal de los ríos. Este crecimiento, que se repite regularmente cada año, permite la existencia de este tipo de ecosistemas y la adaptación de las especies vegetales, al pasar parte del año sumergidas.

Algunos de estos bosques permanecen anegados (encharcados, pantanosos, empapados) cerca de 8 meses al año y en la parte central de la cuenca, las crecidas se extienden hasta veinte kilómetros selva adentro, lo cual llega a causar un ascenso del nivel de agua de hasta 15  metros en algunas regiones.

Cuarenta metros por encima del suelo nos encontramos  el Dosel o Dosel forestal es un hábitat  que comprende la región de las copas y regiones superiores de los árboles de un bosque,  estas copas de árboles están  soportadas por enormes troncos.

Aunque parezca increíble, este es el hábitat más productivo y diverso del planeta ya que el 40% de las especies del mundo pasan sus vidas entre estas ramas. Los helechos, los cactus, las bromelias y las orquídeas son epífitas: plantas que crecen sobre otras.

Las plantas epífitas de la selva cubren las ramas del dosel, lo que les permite estar cerca de la luz. La luz que atraviesa el dosel es captada por otros de menor altura. La mayoría son palmeras y árboles delgados adaptados a la sombra, de modo que existe toda una organización vertical. Esta diversidad de hábitats significa también diversidad de especies.

Las llanuras inundables a lo largo del río Amazonas, incluyendo las del río Ucayali, se extienden a lo largo de 4,800 km desde el Atlántico hasta el sur de Pucallpa, en el Perú solo por mencionar un pais, hay muchos otros que conforman todo el amazonas.  Muchos de los afluentes más grandes del río Amazonas, como el Purús y el Juruá, tienen también inmensas llanuras inundables. Cerca de la desembocadura del Amazonas, estas  llanuras pueden alcanzar los 200 km de ancho.

El área susceptible a ser inundada a lo largo del río Amazonas es de aproximadamente 78,000 km², además de 62,000 km² adicionales de llanuras  a lo largo de las secciones más bajas de los ríos Madeira, Purús, Juruá y Negro. Las islas de río representan un pequeño porcentaje del total de llanuras inundables del río Amazonas y de sus afluentes principales de aguas blancas. Sin embargo, el estuario tiene muchas islas. Los cambios estacionales de los niveles del río causan grandes variaciones en las zonas inundadas.

Los ambientes de la llanura inundable contienen los hábitats de peces más importantes de la cuenca amazónica. Estas formaciones son un mosaico de hábitat que incluyen lagos, cauces secos de lagos, depresiones pantanosas, arena o marismas y en algunas zonas pendientes ligeramente inclinadas. Dependiendo de la elevación exacta, los hábitats varían desde permanentemente acuáticos a casi permanentemente terrestres. Dos tipos principales de vegetación es encontrada en las llanuras inundables: los bosques y las islas flotantes.

Otra variante de la pluviselva tropical son los bosques perennifolios inundables que ocupan vastas superficies a lo largo de los ríos. En este respecto hay que diferenciar los bosques ubicados en los márgenes fluviales de aguas blancas de los que crecen a orillas de aguas negras.

Las plantas herbáceas que forman las islas flotantes son más abundantes en los ríos de aguas blancas por su mayor cantidad de nutrientes. Dicha vegetación tiene ciclos de vida de corta duración y pueden ser altamente productivas. Los bosques susceptibles a inundarse se encuentran en las llanuras inundables de todo tipo de ríos. Aquellos de ríos de aguas blancas, son llamados bosques tipo “várzea” y los de aguas negras, bosques tipo “igapó”

Bosque  “Várzea”

Un bosque de várzea es un ecosistema forestal de la cuenca amazónica. son típicos de vegas aledañas, son bosques que crecen en las llanuras de inundación y a lo largo de los ríos de aguas blancas, es decir los ríos ricos en sedimentos minerales. 

Son auténticos bosques ribereños y pueden desarrollarse, por supuesto, extensamente a lo largo del Amazonas,  cubren regiones fluviales inundables de 20 a 100 km de ancho.

Estos bosques solo ocupan alrededor del 2% de la cuenca amazónica. Cuentan con una gran cantidad de flora y fauna típica y exclusiva pero a diferencia de los bosques de tierra firme, en los de várzea no abundan tantas especies, su vegetación arbórea alcanza como máximo los 45 m y son en sí relativamente homogéneos..

Durante la estación húmeda se inundan, recibiendo una gran cantidad de sedimentos, lo que hace de los suelos en estas zonas unos de los más fértiles del Amazonas. La crecida de los ríos amazónicos tiene un promedio de 10 metros de elevación y la inundación puede penetrar hasta unos 20 kilómetros por la llanura aluvial.

En la época en la que están inundados los peces la usan tanto para alimentarse (convirtiéndose en importantes dispersadores de las semillas de las plantas) como para reproducirse y poner sus puestas. La duración e intensidad de las inundaciones marcan diferencias entre diferentes zonas de várzea.

La fertilidad de estos suelos y la mayor facilidad de acceso a fuentes de proteínas (peces, tortugas, caimanes, etc.) causa que las poblaciones indígenas asentadas en zonas de várzea sean mucho más numerosas que las que lo están en zonas de bosques de tierra firme (los que no sufren inundaciones estacionales).

Bosque  “Igapó”

“El Igapó” es una palabra que se usa en Brasil para denominar a los bosques amazónicos inundados por aguas negras.

Estos bosques pantanosos y similares, están inundados estacionalmente con agua dulce y  Por lo general están presentes a lo largo de los tramos bajos de los ríos y alrededor de los lagos.

El bosque de Igapó tapiza las vegas ribereñas de aguas negras pero en especial las selvas ubicadas en la desembocadura de los brazos del Amazonas. El bosque de Igapó se diferencia con nitidez del de várzea estacionalmente inundado y los de tierra firme no inundables y localizados sobre colinas.

Se encuentran en una gama de zonas climáticas, que van desde boreal y templada hasta tropical y subtropical. En la cuenca amazónica de Brasil, un bosque estacionalmente inundado por aguas blancas es conocido como várzea, que es similar al Igapó en muchos aspectos ya lo platicamos lineas arriba.

Visto desde el exterior, el bosque de igapó es menos frondoso y tiene un dosel menos elevado. Pero hay un elemento que lo distingue sobremanera: cuando este bosque no está permanentemente inundado, sólo crece una capa pobre de herbáceas y gramíneas. 

Quien haga un paseo en bote desde la ciudad de Belén surcando canales (igapós) entre las islas, pronto sucumbe al hechizo de este fantástico reino vegetal. Gran parte de los bosques de igapós podrían ser calificados como pantanales.

No obstante, hay también auténticas regiones pantanosas y permanentemente inundadas lejos de las áreas fluviales. En los sectores de suelos extremadamente ácidos abundan los palmares. Éstos conducen con frecuencia a sabanas de palmeras en combinación con comunidades de plantas acuáticas y carrizos.

Los tres hábitats más importantes que han sido explotados son las aguas abiertas de los lagos, las macrófitas acuáticas y los bosques inundables. La pesca en los lagos ocurre todos los meses, pero la presión se incrementa o disminuye de acuerdo a las dimensiones del lago. Los peces son comúnmente capturados mientras se mueven entre los canales de río y los lagos de la llanura inundable.

La pesca en las macrófitas acuáticas y en los bosques inundados ocurre por lo general durante los 6 meses de aguas altas. Los lagos de llanuras inundables más grandes se encuentran entre la desembocadura del río Madeira y Santarém. En el bajo río Amazonas, los lagos más grandes son el lago Grande, en Monte Alegre, y el lago Vila Franca.

Las macrófitas acuáticas son importantes para la vida de los peces ya que les proveen de protección ante los depredadores, aunque todavía existe un debate en cuanto a su importancia en la cadena alimenticia de los peces.

Algunos peces se alimentan directamente de plantas herbáceas y otro gran número se alimenta de detrito, entre ellos muchas de las especies más importantes para las pesquerías comerciales que se alimentan, en gran medida, de las macrófitas acuáticas en descomposición que se acumulan en el fondo.

Dependiendo de la ubicación exacta, los bosques inundables pueden alcanzar hasta 8 metros de agua de profundidad durante 4 a 9 meses cada año. La mayoría de estos bosques en la Amazonía central se inundan con volúmenes de agua entre 2 y 5 metros. Aquí existen muchos peces que se alimentan de frutas y semillas que caen de los árboles inundados.

También hay muchos peces que dependen de los bosques tipo várzea y tipo igapó, y que se alimentan de insectos y arañas. A pesar de que existe poca información al respecto, aparentemente, muchos peces ingresan a los bosques inundados durante las épocas de mareas altas para protegerse, alimentarse y reproducirse.

Los bosques pantanosos de agua dulce se pueden clasificar en dos categorías de humedales boscosos, que son los bosques inundados de forma permanente y los inundados estacionalmente. Es posible encontrar estos dos tipos, debido a la alta variación microtopográfica.

Estos bosques pueden ser capaces de sostener una gran cantidad de especies de aves, mamíferos, reptiles, anfibios, peces e invertebrados, sin embargo, la biodiversidad varía entre los ecosistemas de humedales y la riqueza de especies de los bosques pantanosos de agua dulce no se conoce aún por completo.

En cuanto a las especies vegetales, estos bosques tienen una diversidad menor en comparación con otros tipos de bosques, como los de tierra firme, en América del Sur. Los humedales boscosos de agua dulce son áreas naturalmente inundadas o saturadas, que sustentan vegetación boscosa hidrófila y están presentes en todo el mundo.

Saludos

 

 

Enlaces:

http://www.lateinamerika-studien.at/content/natur/naturesp/natur-1269.htmlhttp://elcaminoasamarcanda.blogspot.mx/2012/02/paseo-por-el-bosque-inundado.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Bosque_de_v%C3%A1rzea

https://es.wikipedia.org/wiki/Igap%C3%B3

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Shares